Efectos Secundarios
31 de Octubre de 2018 / Campus de UBP, Av. Donato Álvarez 380, Argüello, Córdoba.

FUNDAMENTACIÓN

"Hambre Cero: un camino hacia el fin del hambre"

Actualmente hay en el mundo 800 millones de personas que padecen de hambre extremo y mal nutricin, y la gran mayora de ellos son ciudadanos de pases en vas de desarrollo. Este panorama tan devastador se traduce en un enorme obstculo para el desarrollo sostenible, y constituyen una trampa, de la que no es fcil escapar.

Las secuelas que dejan el hambre y la mal nutricin, repercuten en el desarrollo del hombre, e incluso dejan huellas en su ADN. Dao que se transmite de padres a hijos y que persiste, an luego de varias generaciones repercutiendo en el sistema inmunolgico -el cual se ve debilitado dejndolo expuesto ante enfermedades comunes- y un cerebro dbil con impedimentos para un correcto desarrollo conductual y cognitivo en la primera infancia.

Si un nio/a no est bien alimentado durante este tiempo, puede tener un efecto profundo en su salud, as como en su habilidad para aprender, comunicarse, pensar analticamente, sociabilizar efectivamente y adaptarse a nuevos ambientes y personas.

Ahora bien, si se tiene en cuenta que en el mundo se producen alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de todos los pobladores del planeta Tierra -se podra concluir que esta falta de alimentos es producto no slo de la pobreza y la desigualdad- sino fundamentalmente de errores en el orden de prioridades.

Se estima que para alimentar a los 795 millones de personas que actualmente pasan hambre, y a los 2000 millones de personas que se calculan estarn en esa situacin en 2050, es preciso hacer cambios en el sistema agroalimentario mundial.

Por ese motivo, Jefes de Estado, dirigentes gubernamentales, representantes de alto rango de las Naciones Unidas y entidades de la sociedad civil se reunieron en septiembre de 2015 en Nueva York durante la 70 Asamblea General de la ONU, la cual est facultada para hacer recomendaciones a los Estados sobre las cuestiones internacionales de su competencia, y establecer medidas de carcter; poltico, econmico, humanitario, social y jurdico que afectan la vida de millones de personas de todo el mundo.

En aquella oportunidad, se constituy una agenda ambiciosa y universal para el desarrollo sostenible (ODS) de las personas, por las personas y para las personas, elaborada con la participacin de la UNESCO.

En concreto se estipularon 17 objetivos de cara al ao 2030, y uno de ellos el nmero dos es Hambre Cero; temtica elegida para la edicin N14 de Efectos Secundarios, teniendo en cuenta la activa participacin de la Ctedra UNESCO en Seguridad Humana y Desarrollo Regional de la UBP, en la III Cumbre Mundial (https://cumbrehambrecero.com/es/) sobre seguridad y soberana alimentaria, desarrollada en abril de 2018 en la ciudad de Cuenca, Ecuador.

Creemos que el espacio de intercambio y reflexin que Efectos Secundarios genera, es una herramienta muy poderosa para sensibilizar y generar conciencia. Por ese motivo, invitamos a alumnos y docentes de nivel medio a seguir sumando esfuerzos para la concrecin de estos objetivos participando de Efectos Secundarios, que tendr una doble modalidad:

  • Concurso de relatos breves y cuentos.
  • Concurso de historietas.

A continuacin, ofrecemos un desglose de las temticas que pueden servir para disparador de los trabajos expuestos dentro del objetivo N 2 de la agenda de Naciones Unidas: Hambre Cero.

  • Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutricin y promover la agricultura sostenible.
  • Poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, a una alimentacin sana, nutritiva y suficiente durante todo el ao.
  • Poner fin a todas las formas de malnutricin, y abordar las necesidades de nutricin de las adolescentes, mujeres embarazadas, lactantes y adultos mayores.
  • Duplicar la productividad agrcola y los ingresos de los productores de alimentos en pequea escala, respetando el medio ambiente y la biodiversidad de cada regin.
  • Asegurar la sostenibilidad de los sistemas de produccin de alimentos y aplicar prcticas agrcolas resilientes que aumenten la productividad y la produccin, contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas, fortalezcan la capacidad de adaptacin al cambio climtico, los fenmenos meteorolgicos extremos, las sequas, las inundaciones y otros desastres, y mejoren progresivamente la calidad del suelo y la tierra.
  • Mantener la diversidad gentica de las semillas, las plantas cultivadas y los animales de granja y domesticados y sus especies silvestres conexas, entre otras cosas mediante una buena gestin y diversificacin de los bancos de semillas y plantas a nivel nacional, regional, e internacional, y garantizar el acceso a los beneficios que se deriven de la utilizacin de los recursos genticos y los conocimientos tradicionales y su distribucin justa y equitativa, como se ha convenido internacionalmente.
  • Aumentar las inversiones, incluso mediante una mayor cooperacin internacional, en la infraestructura rural, la investigacin agrcola y los servicios de extensin, el desarrollo tecnolgico y los bancos de genes de plantas y ganado a fin de mejorar la capacidad de produccin agrcola en los pases en desarrollo, en particular en los pases menos adelantados.
  • Corregir y prevenir las restricciones y distorsiones comerciales en los mercados agropecuarios mundiales.
  • Adoptar medidas para asegurar el buen funcionamiento de los mercados de productos bsicos alimentarios y sus derivados a fin de ayudar a limitar la extrema volatilidad de los precios de los alimentos.